Las redes sociales no son algo nuevo; de hecho, ya están tan integradas en nuestras vidas que las utilizamos no solo para contactar con personas de la otra punta del mundo, o con personas que están en la misma sala —por desgracia—, sino para consultar información sobre algunos negocios e incluso ponernos en contacto con ellos.

Y es que, aunque históricamente las redes servían para conectar unas personas con otras, ahora también permiten a los usuarios interactuar con las empresas. Pese a los grandes cambios que han sufrido algunas de estas plataformas —y no miramos a nadie, ¿verdad, Facebook?— su uso sigue trayendo grandes beneficios para la comunicación de tu empresa como la mayor visibilidad de tu marca, el mejor conocimiento de tu público, el aumento del tráfico a tu web o para fidelizar clientes. Sin embargo, siempre se debe tener cuidado con ciertas actividades que pueden traernos más cosas malas que buenas: hablar solo de nuestro negocio, crear una mala reputación con suma facilidad por no saber responder bien a comentarios desagradables o no dedicarles el suficiente tiempo.

Así es, las redes sociales forman parte de esa cara visible de tu negocio que siempre quieres tener impoluta. Sin embargo, hay que tener claro que su uso como empresa no es el mismo uso que como individuo y que cada red social tiene una utilidad diferente para nosotros y un objetivo distinto para los usuarios que en ellas nos siguen. ¿Sabes qué redes sociales te vienen mejor para tu negocio? ¿No? Pues toma nota, que empezamos:

  1. Facebook: El gigante por excelencia. Al pensar en redes sociales, ésta es la primera que se nos viene a la cabeza, y no es para menos; su éxito a nivel mundial la convierte en la plataforma perfecta para dar renombre a nuestra marca… ¿o no? Lo cierto es que las mareas están cambiando en Facebook y lo que antes era el espacio perfecto para tu negocio, ahora ya no lo es tanto. La vuelta a los orígenes, así como el auge de otras redes sociales, han convertido a Facebook en esa plataforma que debes tener, pero en la que no debes poner todas tus esperanzas. Esto se debe a que, desde el último gran cambio de Facebook, el contenido publicado por empresas apenas tiene alcance orgánico; si quieres que algo se vea y tenga repercusión hay que pagarlo. Esto hace que muchas empresas pequeñas no saquen partido a esta red social como se podía hacer antes. Un punto a favor de esta plataforma es que sus capacidades para segmentar campañas e impactar solo a tus verdaderos clientes potenciales son increíbles, superando en determinados aspectos al propio Google. Por otro lado, el público de esta red social ha envejecido: personas de mediana edad pueblan Facebook y, si tu objetivo son personas más jóvenes, deberías apostar fuerte por alguna de las siguientes redes sociales.
  2. Twitter: Si lo que quieres es publicar noticias, Twitter te va a venir de perlas. Es un hervidero de ellas; además, muchos usuarios contactarán con tu negocio a través de esta red social a modo de “atención al cliente” por lo que, si decides hacerte Twitter, habrás de cuidar especialmente el trato que reciban tus clientes. Decimos “especialmente” porque lo habitual no es que te pregunten sobre tus productos —para eso ya tienen Facebook—, sino que te escribirán para quejarse por algún problema que hayan podido tener, o no. El hábitat natural de los temidos “trolls” es Twitter y tus habilidades de esquivar balas deben ser excepcionales para no convertirte en la comidilla de dicha plataforma. Por último, debemos recalcar que ésta no es la mejor red social para promocionar tu negocio pues, cada vez más, está cayendo en desuso a este respecto.
  3. Instagram: Toca hablar de otro de los pesos pesados de Internet. Relativamente reciente, moderna, juvenil y plagada de comida y moda: esta red social requiere pulcritud, tiempo y dedicación; las imágenes lo son todo, y no solo de forma individual, sino en conjunto. Los usuarios de Instagram entrarán en tu perfil y con un scroll rápido decidirán si lo que ven les está gustando y si merece la pena profundizar en tu contenido. Para ello, repetimos, imágenes cuidadas y stories En Instagram en particular tienes el poder de convertir tu cuenta en la de un usuario más, interactuando con tus clientes y potenciales clientes, compartiendo los stories que te manden o respondiendo a sus dudas cuando te contacten. Es una herramienta cada vez más poderosa, especialmente de cara al público más joven, y el esfuerzo en ella merece mucho la pena.
  4. Youtube: Cuando un Titán cae, se oye; el deterioro de Youtube se ha hecho eco en todas partes —y de él nace el surgimiento de otras plataformas para compartir contenido audiovisual— y esta otrora potente plataforma ha quedado relegada a una mera biblioteca de esos vídeos que ya has compartido en otras redes donde sí han tenido la atención que se merecían. Incluso para los denominados youtubers, Youtube tiene los días contados… aunque si dentro de tu contenido se incluyen tutoriales, la plataforma aún puede tener algo que ofrecer a tu negocio.
  5. Twitch: Conforme más gente se aburre de Youtube, más gente busca su sustituto en Twitch. Los streamings o directos están de moda y en esta red social se les da cabida y mucha importancia. Cierto tipo de negocios, que incluyan retransmisión de eventos particulares, pueden salir muy beneficiados de esta plataforma que, además, aún no ha sido explotada para este fin.
  6. Pinterest: Por último, tenemos a esta red social, ignorada por muchos y adorada por tantos otros. En sus inicios y hasta hace unos pocos años, el uso de esta red social en España era casi exclusivo de mujeres de mediana edad. También aquí deben cuidarse mucho las imágenes y hacerlas especialmente atractivas e irresistibles: la moda, la comida, los “Do It Yourself” y la decoración son los pilares que sostienen el contenido de Pinterest. Sin embargo, en los últimos meses su perfil de usuarios ha ido cambiando de forma notable: cada vez se utiliza para más tipos de contenido. El formato infografía, tutoriales o fotos muy cuidadas funcionan de maravilla aquí. Uno de los grandes puntos a su favor que la diferencia de las demás es lo mucho que ayuda a llevar tráfico a tu web e incluso sus imágenes acaparan los resultados de Google Images. Cabe destacar que su volumen de usuarios todavía no puede ni compararse con el de Facebook o Instagram pero es importante mantenerla vigilada en los próximos meses pues se presienten cambios.

Ya lo sabes: las redes sociales pueden dar a tu negocio el impulso que te falta para estar en boca de todo, pero requieren su cuidado y su tiempo, así que elige bien. ¡Y no dudes en pedirnos ayuda si lo necesitas!

 

Privacy Preference Center

Cookies propias

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

PHPSESSID, etBloomCookie_optin_1, gdpr

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación.

NID, _ga, _gid
NID, _ga, _gid

Close your account?

Your account will be closed and all data will be permanently deleted and cannot be recovered. Are you sure?